miércoles, 9 de febrero de 2011

CONFESSION

sacerdote: sin pecado concebida RT @pecadordelapradera: #avemaríapurísima http://bit.ly/fRDgmp

Una aplicación para tu iPhone, te permitirá, estés dónde estés (caso de tener cobertura 3G), ciber-confesar tus pecados, de acuerdo con el sacramento de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana. La aplicación, llamada Confession app, ha obtenido recientemente el “imprimatur” por parte del Excelentísimo y Reverendísimo Sr. Dr. Kevin C. Rhoades, obispo católico de Fort Wayne-South Bend, en el estado de Indiana. Para que luego digan que la Iglesia no es capaz de ir de acorde con los nuevos tiempos...

Confession salió a la venta la pasada semana en EUA, por el módico precio de 1,99$. La asombrosa aplicación te permitirá entre otras cosas, un examen de conciencia personalizado y protegido por password (supongo que por aquello del “secreto de Confession”), se podrán ir agregando pecados nuevos a la lista de pecados predeterminados (¿Habrá “favoritos”?), y tener un historial de tus últimas confesiones. Según la casa que lo comercializa (Little iApps), Confession será capaz de ofrecerte hasta 7 diferentes penitencias. Y lo hay para iPad… Ah, y sería un pecado gordísimo pirateárselo, supongo…

Todo esto está muy bien, pero fuentes de la Iglesia en EUA ya han advertido que Confession no pretende sustituir el sacramento de la penitencia, sino complementarlo, y en última instancia, la absolución, te la tendrá que seguir otorgando un sacerdote, por lo que se ve… Así que el gozo en un pozo…

Movil mío, iPhone mío,
¡No me abandones ahora
con conciencia pecadora
en este lugar tan frío!
Ser católico es un lío
cuando no se tiene un cura
y la culpa te tortura…
¿Por qué no habré sido bueno,
y he ido a pecar, de pleno,
a un sitio sin cobertura?

5 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Estupenda décima. Ya se le echaba en falta;pásese por mi casa que le he dejado una cosa para usted.

Carlos Galeon dijo...

Buena entrada y buena décima. Mi enhorabuena.

Old Nick dijo...

Muy Buena La Temática y Su Glosa en Décima, Amigo ImPeRtInEnTe.
Me Place Volver a Verte en Acción, con el Gracejo y la Rima Cuidada que Te Caracterizan y Distinguen...
Lamento que las Décimas,que te Iba a Entrar de Comentario, SE Hayan Ido a Hacer Puñetas en el Cyberespacio, Ya me ha Pasado En Dos Ocasiones en su Blog y y Otras Dos en Otros.
¿Será el Blog o Las Brujas de SITEL?
Un Cordial Saludo.
y
¡¡RIAU RIAU!!

Pd- Si No es Amigo Vuestro Cuidado con Mr. Galeón...HUele A Troll de Tortosa a Montpellier.

Old Nick dijo...

De Casa de Tann, Te TRaigo un Merescido Homenaje, con el Ruego de que No te Hagas tan Caro de Ver.
Un Cordial Abrazo.
y Como de Costumbre un ¡¡RIAU RIAU!!

A Una "Mosca Cojonera",
que no la Alcanza Cualquiera.

No es mi Estilo, Renuente,
Al Elogio Merecido,
Admiro en ImPeRtInEnTe,
Todo cuanto le Leído,
Que es Poeta InTeLiGeNtE.

Es También hombre Modesto
y Nada dado a los Roces.
Elegante en lo Compuesto,
deja Para Otros, las Coces,
sin Descomponer el Gesto.

Tanto en Prosa Como en Verso,
se le nota Cultivado,
Estro Jóven, Bien Timbrado,
es Mordaz, mas no Perverso,
como deja Demostrado...

Clara Originalidad
que me trae Pasados Ecos,
Cuando Arañaba los Flecos,
de Versos con Calidad.
Loarlo, hoy No es Embeleco.

Un hombre que Nunca Insulta,
que Escribe como le Sale,
no Caerá Bien a la Inculta
Chusma del "Todo Vale"
Sólo Mierda en Turbamulta.

Yo Como Diablo Old Nick,
al Ron Negro Aficionado,
Más de una Vez he Brindado
tras Dar en su Casa un Click
y se lo he manifestado.

Si yo Fuera Consagrado,
a Apolo y la Poesía,
ya le hubiera Coronado,
por sus Muestras de Alegría,
que tanto me han Agradado.

Levanto pues una Copa,
llena de Negra Ambrosía
Brindo, por tí ImPeRtInEnTe,
(Y también Toda la Tropa),
por tu Sana Poesía-

Old Nick dijo...

PD- Cuidate del Galeón,
Que Elogia tu Poesía,
Que es Anónimo Trollón,
Que en Anonimato Fía,
Sólo por Dar el Follón...

¡¡RIAU RIAU!!

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).