martes, 7 de junio de 2011

¿SE ACABA LA ACAMPADA?















¿Y así?... ¿Ya todo ha acabado?,
¿Se levanta la acampada
que dejó, desvencijada,
la plaza, que en un poblado
chabolista la ha tornado?,
¿Por qué se rinde el arrojo
de indignado, al desalojo
que abandona, muy despacio,
el democrático espacio
que okupó a su libre antojo?...

¿Que se va?... Qué es lo que teme?,
¿Es que obtuvo el objetivo
que fue la causa y motivo
que le movió el 15M?

¿Para eso, tanta reunión,
tanto hablar en asamblea,
y aguantar la patulea
reunida en la comisión?,
¿Por nada, la sensación
de no ducharse en un mes
y que todo huela a pies?
¿Son gratis, los coscorrones
que los “mossos”, a montones,
y pensando en vuestro bien,
os dieron a tutiplén
arreglándoos los riñones?

¿Es cierto que todo acaba?...
¿Si el gobierno aún, es el mismo,
y sigue el bipartidismo,
y el que manda es Rubalcaba?

¿Por qué cejáis en la lucha?,
¿Se os ha pasado el cabreo
por todo lo que hay, que es feo?
La banca aprieta y achucha
y al pueblo nadie le escucha…
¡Quiero que siga el desmadre,
soy de un “perroflauta”, padre,
y el niño, sin acampada,
si no lo remedia nada
vuelve a casa con su madre!…

Volverá la criatura,
que es un “rastas” muy gamberro,
y el pulgoso de su perro,
si se acaba la aventura…

4 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Perroflautas del partido
se ve que ya “s´han cansao”
de jugar al “boy escao”,
por eso se han dividido
los soviets han decidido,
con aire fiero y garrulo,
seguir la juerga, en plan chulo
dándose a causar estragos;
vuelven a casa los vagos.
Todos a tomar...las aguas al balneario.

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

sobre todo si se da el caso
de pasar de boyscout
a llegar a boy-escaso

Love de Pega dijo...

Ahora a asaltar supermercados como ha sucedido en Murcia.

José Antonio del Pozo dijo...

Bravo, muy buenas. Además es verdad, ¿se acaba la acampada?
Fenomenal.
Saludos blogueros

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).