viernes, 30 de diciembre de 2011

CUESTIÓN DE ORDEN

Si acaba el que lo inicia con primero,
segundo empieza el dos, y lo consigue,
y en medio hay un tercero en el que sigue,
con cuarto, su cuarteto, acaba entero.


Si quinto, empieza otro, ya de cero,
que encaje con un sexto, que le ligue,
quizá que por el séptimo se obligue,
a ser con el octavo, chapucero.


Llegando a los tercetos, el noveno
y el décimo, lo ponen tan certero
que casi ya al undécimo no hay reto.


Duodécimo es el límite, tan bueno,
que marca paso al décimotercero,
y en el décimocuarto, ya hay soneto…

4 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Yo le aplaudo, Intermitente,
con el máximo respeto,
pues genial es su soneto,
inspirado y ocurrente;
se sale de lo corriente
un soneto al ordinal
en que teje el numeral
el armazón del poema
de tan original tema.
Y el resultado es genial.

Lo dicho Plas plas plas plas plas plas plas, es usted un coloso.

Ramiro Semper dijo...

Olé, si señor. Eso es un soneto original y ocurrente y lo demás son tonterías.

merce dijo...

Feliz año, Don Imper.

Menudo soneto, si me lo vuelvo a leer otra vez me voy a hacer un lío de mil demonios hasta con las redondillas.

Veo que su ingenio sigue en plena forma.

Old Nick dijo...

Un Soneto Nos Cuenta ImPeRtInEnTe,
Numerando los Versos Concitados.
Los Cuartetos,que Suelen Ser Cuadrados
Nos Presenta de Modo InTeRMiTenTe.

Sabiendo que mi Estilo es Repelente,
Me Atrevo con Esfuerzos Redoblados,
a Dejar Los Cuartetos Terminados,
de Forma no Genial, Más Sí Decente...

Me Meto a Tercetar, pues, Consecuente.
Sabiendo que Se Acaba la Madeja
De Versos y de Sílabas Contadas.

Y Pues Soy un Poeta Inteligente,
No Caeré Por Ripioso tras las Rejas.
Tras Brindar,Ahí os Dejo Estas Puntadas...

Otro Día que Tenga algo de Ganas,
Otro Improvisaré a Musas Veteranas.

Perfecto el Soneto y Original Además, Amigo Mío.
Aplausos Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).