viernes, 1 de octubre de 2010

AY, RAHOLA

Estoy hecho un lío con la Rahola.

Últimamente, en su columna de La Vanguardia, cuando no desnuda las vergüenzas de los sindicatos, le está dando un palo al tripartito por su connivencia con el movimiento okupa, critica al mundo islámico y la injusticia talibán, o le arrea a la Sánchez Camacho por su deriva inconsistente hacia ninguna parte, o le atiza a Chávez, o pone a caer de un burro al Parlament por su incoherencia al blindar los correbous, o le afea a Zapatero su desvergüenza en la Cumbre del Milenio en EEUU, o reclama la expulsión del país del incendiario imán de la mezquita de Lleida, o critica a la progresía buenista que no afronta valientemente y de forma leal, el problema de la inmigración…. 

Y pienso, qué miedo, si estoy de acuerdo en muchas cosas:

Doctor, ¿Qué es lo que me pasa?
Que tengo sudores fríos,
me aquejan escalofríos
y luego un calor me abrasa.
Mi corazón se desfasa
pues tengo palpitaciones,
y en algunas ocasiones
me dan vértigo y temblores,
seguidos de unos dolores
en las articulaciones…

¿Qué me pasa?, buen doctor,
que es leer a la Rahola
y lo que me dice, mola,
y soy su asiduo lector
y lo que es aún peor:
¡Que con ella estoy de acuerdo!
Pienso que ya no estoy cuerdo…
¿Me he vuelto tonto del bote
y como pasó al Quijote,
por leer, el seso pierdo?

Antídoto he preparado
que me otorgue escapatoria:
La veré un día en La Noria,
y asunto solucionado.

2 comentarios:

Lluis dijo...

La Rahola es muy buena como articulista, de lo mejor que hay. Y cada día está más fina. en la televisión no sé, porqué no gasto mucho de TV, pero en la TV todos están siempre más exagerados. Lo importante es lo que escribe

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

Se dice que lo que se escribe, ahí queda...
pero en este país, poca gente lee, y muchos ven la tele.

Gracias por su comentario. Bienvenido don Lluís

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).