lunes, 27 de febrero de 2012

EL CRUCE DE CABLES

El pasado septiembre, el mediático anuncio de un sorprendente experimento llevado a cabo por el Laboratorio Europeo de Física de Particulas (CERN), ponía en solfa la ultrafamosa Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, al descubrir que unas partículas llamadas neutrinos eran capaces de moverse a una velocidad mayor que la de la luz. Pero hoy, leo en El Mundo que “al final, parece que Einstein tenía razón. Los neutrinos probablemente no sean más rápidos que la luz, después de todo. Los datos registrados por el experimento Opera, aparentemente se debieron a una anomalía en el funcionamiento del aparato de medición.
Según informa la web de la revista 'Science', el resultado que dio que los neutrinos eran 60 nanosegundos más rápidos que la luz se debió a una "mala conexión" entre un cable de fibra óptica que va conectado a un ordenador con receptor GPS utilizado para medir el tiempo de los neutrinos”.

La cagada es de tal dimensión planetaria (que diría Leire Pajín) que merece que le dediquemos un soneto:

Científico brillante y remarcable,
se torna tu semblante en gris cetrino,
o acaso en un marfil más mortecino,
al ver que no enchufaste bien el cable.

Y el fallo se hace más insoportable,
no solo por marrar con el neutrino,
sino porque afeaste, cebollino,
a Einstein, con cagada inexcusable…

¿Qué negra suerte tuvo este capricho
de colocarte a Einstein tan a huevo
que lo desmontes, y al pasar un rato,

te tengas que tragar lo que hayas dicho,
al ver que al repasártelo de nuevo
no estaba ni enchufado el aparato?...

4 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Le felicito a usted por el soneto, pero bronca gorda a los físicos del CERN por la metedura de pata, aunque yo me huelo otra cosa que no sería la primera vez que pasa en relación con la teoría de la relatividad y es que los resultados del experimento fuesen ciertos pero se diese orden de negarlos para censurar ese conocimiento fuera de determinados ámbitos restringidos.

Pues ¡vaya usted a saber!,
porque en esto de la ciencia
no siempre hay transparencia
y muy bien pudiera ser
que dijera alguna agencia:
“esto no se ha de saber”.

Old Nick dijo...

Pues Yo,-de Letras Soy,
que no de Ciencias-,
No Creo en "Coincidencias"
y Mi Duda les Doy.

Ni a Alberto a Loar Voy,
i a Valorar Esencias,
Cuando Por Menudencias,
"La Cagan" Como Hoy...

Si el Neutrino No es Grato,
Pues se le "Recalibra"...
Al Fín, Igual Estamos.

¡Fallo en un Aparato!
Einsteinillo, se Libra
y el Resto, Nos Callamos...

¡Señores, Que Paciencia
Hay que Mostrar, con esta Ciencia!
¡Como la Meten!¿Relativa Indecencia?

Aplauso, Amigo. Brindis
y
¡¡RIAU RIAU!!

Zorrete Robert dijo...

La culpa la tuvo "Manolo" el chispas que aprendió el oficio en la FP y lo "enchufo" en el CER su cuñao el Ramonet ese de la Esquerra, jijiji.
Saluditos.

iMpERtiNENtE iNtERMitENtE dijo...

jejeje...
Buenísimos comentarios.

A mi amigo Tan, contarle una curiosidad que a lo mejor le gusta. El artículo en un principio venía a propósito del debate entre Dawkins y el Arzobispo de Canterbury, y se preguntará, qué tendrá eso que ver con el malogrado experimento de los neutrinos….

Pues bien, el tal Dawkins es uno de los líderes más conocidos del ateísmo ciénticista, que, entre otros, ha adoptado a Darwing, por la teoría de la evolución, a Einstein, por sus ideas acerca de un universo que se expansiona, y Hawking, por su teoría M de las cuerdas, como los nuevos "dioses" que, con sus descubrimientos, estarían demostrando fehacientemente la no existencia de Dios, en la absurda creencia de que a medida que se van conociendo los porqués de todo, vamos reduciendo el ámbito para la fe.

Pues no… Ni con todos esos monstruos de la ciencia y demás grandes científicos, ni sus fallidas búsquedas de bossones de Hicks, ni sus teorías, durante miles de años han podido hacer temblar a quienes tienen la creencia en un Creador universal...

Por el contrario y siguiendo sus mismos argumentos, personas que piensan como él, han logrado con un experimento de unos pocos años, poner a los pies de los caballos, siguiendo el mismo procedimiento a uno de sus ídolos (¿de pie de barro?), Albert Einstein, con un cable pelao y una conclusión errónea.

Nada más, ni nada menos… Después, el soneto derivó y se centró demasiado en el experimento en cuestión y en la cagada neutrita. Así deseché la idea original, ahorrándome de paso un buen trabajo de investigación. De todos modos, sobre el tema escribí hace unos meses, aquí

Un saludo, y gracias a todos…

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).