domingo, 24 de abril de 2011

¡OLÉ, FRANCIA!

Puede leerse en E-noticies: “El gobierno de Nicolás Sarkozy ha inscrito las corridas de toros en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial francés. Francia se convierte en el primer país del mundo que hace este reconocimiento al Arte de Cúchares. Esta medida tiene como objetivo "proteger la cultura taurina de Francia y afirmar el aspecto cultural de esta tradición en doce departamentos". El texto aprobado por el Ejecutivo francés indica que "la corrida es en gran parte depositaria de la riqueza y diversidad del patrimonio taurino francés y, más allá de eso, es constitutiva de una unidad de identidad del suroeste y sureste, a pesar de las especificidades locales de este evento en cada zona". Estas medidas de protección podrían ir acompañadas, en un futuro, por subvenciones o campañas de protección.

Y en La Voz de Galicia: “El reconocimiento del Gobierno (francés) de las tauromaquias como bien inmaterial del patrimonio de la cultura francesa se ha hecho atendiendo a razones elaboradas por un grupo de científicos y expertos de varias ramas, a quienes ha dado voz el escritor y profesor François Zumbiehl. Los argumentos básicos atendidos por el Ministerio francés de Cultura han sido los valores antropológicos que implican el entendimiento y significado de las corridas; su peso cultural como inspiradoras de multitud de creaciones plásticas y literarias; y, en fin, la relevancia de la cría del toro de lidia en cuanto economía sostenible y generadora de una actividad de amplio espectro.”… y remata con una sugerencia: Para que la Unesco reconozca la fiesta de toros en términos similares a los recién anunciados en Francia resulta imprescindible que al menos un segundo país se sume a una solicitud después de haber adoptado medidas idénticas a las tomadas por el Ministerio francés de Cultura”. Y digo yo, ¿Tendremos suficiente vergüenza torera, o ni tan siquiera seremos los segundos en solicitarlo?

En El País: “La iniciativa parte de la Observatorio Nacional de las Cultural Taurinas, con sede en Arles, uno de los epicentros de la afición taurina del Sur de Francia, quien propuso al ministerio la inclusión en la lista. Su presidente, André Viard, celebra el hecho que su país se convierta en "el primer país taurino del mundo que efectúa una gestión que, es importante subrayar, obedece exclusivamente a criterios científicos"

Menos mal que a los catalanes, nos quedará la “Catalunya francesa” para poder ir a ver toros, con la tranquilidad de que no se nos persiga, y sin temor a que desaparezcan a merced de la incomprensión y la manipulación nacionalista…


Lo confieso sin empacho:
(aunque es algo que me enerva)
En materia de conserva
de la tradiciones, ¡Macho,
nos ha ganado el gabacho!...
Ante la horda ecologista
el español, se despista,
y les huye y se desinfla,
y al francés le repanfinfla
lo que diga el activista…

Que lo sepa el mundo entero:
que defendiendo “lo nuestro”,
el francés, está primero…
(Qué palmarés tan siniestro).

4 comentarios:

Tannhäuser dijo...

Nos han marcado un buen gol
mi querido Impertinente,
la cosa es harto evidente
y tiene, a pares, bemol
que aprecien más lo español
nuestros vecinos gabachos
que todos estos muchachos
que bien por ser socialistas
o por independentistas,
no son más que mamarrachos.

Tengo que rectificar:
Mamarrachos y traidores;
¡la de gente que hay que ahorcar!.

Tannhäuser dijo...

¡Ah y Felices Pascuas! que me había olvidado.

Old Nick dijo...

Muy Buenas Tus Entradas, Amigo ImPeRtInEnTe, como Acostumbras y ya vés.¡Vivir para Ver!
El Mundo al Revés y Suma y Sigue...
Pro Hoy por lo Menos Tenemos una Buena Noticia.
¡Cristo ha Resucitado!
¡Verdaderamente, ha Resucitado!
¡Felices Pascuas y que Asmodeo, se las Haga a Quienes más se las Merezcan!
Un Cordiakl Saludo
y
¡¡RIAU RIAU!!

iNtERMitENtE iMpERtiNENtE dijo...

Felices pascuas a ambos y gracias por sus comentarios

 
STATS
impertinenteintermitente por P.V.I. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons BY-NC-SA (Pueden mandar un comentario a cualquier artículo para ponerse en contacto con el autor, añadiendo una dirección de e-mail a la que poder remitir su respuesta).